El yoga es una buena medicina para la hipertensión, y porque

El yoga, cuando se realiza conscientemente, puede reducir este tipo de hipertensión inducida por el estrés, así como abordar sus causas subyacentes. en donde el sistema nervioso simpático se afecta, afectando asi al sistema cardiovascular en la cual lleva al corazon a disminuir su capacidad de su funcion, al tiempo que se enseña a los músculos y la mente a relajarse profundamente.

Practicar Pranayama o técnicas de control de la respiración también puede ser muy beneficioso. Los estudios de investigación demuestran que la respiración consciente reduce rápidamente la presión arterial.

La meditación también ha sido probada como una herramienta muy útil en el control del estrés y, por tanto, de la hipertensión causada por este.

El yoga podría ayudar a reducir la presión arterial en las personas que estén en riesgo de desarrollar hipertensión, según un estudio reciente.

“Aquellas personas con niveles de presión arterial altos o previo a subir [Pre-hipertenso] son propensos a desarrollar hipertensión [ presión arterial alta] a menos que mejoren su estilo de vida  a tiempo antes de desarrollar hipertension”, Aseguro el autor del estudio, el Dr. Ashutosh Angrish, cardiólogo en el Hospital Sir Gangaram en Nueva Delhi, India.

“Tanto la prehipertensión como la hipertensión aumentan el riesgo de ataque cardiaco, de accidente cerebrovascular y de insuficiencia cardiaca”

El nuevo estudio incluyó a 60 personas que tenían una presión arterial ligeramente elevada, pero que por lo demás estaban sanas. Los participantes se asignaron aleatoriamente a practicar yoga al tiempo que también hacían cambios convencionales en su estilo de vida, o solamente a hacer los cambios en el estilo de vida (el grupo de “control”). Los cambios en el estilo de vida incluían el ejercicio aeróbico moderado, comer una dieta más sana y dejar de fumar.

Las personas del grupo de yoga, con una edad promedio de 56 años, recibieron una instrucción de yoga durante un mes y luego hicieron la actividad en casa. Ésta incluyó estiramientos, respiración controlada y meditación durante una hora al día. La edad promedio de los participantes del grupo de control era de 52 años, según los investigadores.

Después de 3 meses, los del grupo de yoga experimentaron unas reducciones notables en la presión arterial, pero no los del grupo de control, hallaron los investigadores.

La presión arterial está conformada por dos cifras. El primer número indica la presión sistólica. Mide la presión en las arterias cuando el corazón bombea la sangre. La cifra inferior, la presión diastólica, mide la presión entre latidos cardiacos. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mm Hg).

Angrish y sus colaboradores encontraron que las personas del grupo de yoga experimentaron una reducción de la presión arterial diastólica durante 24 horas y de la presión arterial diastólica en la noche de unos 4.5 mm Hg, y una reducción promedio de la presión arterial durante 24 horas de unos 4.9 mm Hg.

“Aunque la reducción de la presión arterial fue modesta, podría ser muy significativa a nivel clínico, porque incluso una reducción de 2 mm Hg en la presión arterial diastólica tiene el potencial de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria en un 6 por ciento y el riesgo de accidente cerebrovascular y [mini-accidente cerebrovascular] en un 15 por ciento”, señaló Angrish.

Nuestra investigación sugiere que se debería aconsejar a los pacientes con prehipertensión que practiquen hatha yoga durante una hora al día. Podría prevenir el desarrollo de la hipertensión y además dar una sensación de bienestar”, añadió en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology).

Los hallazgos fueron presentados el miércoles en la reunión anual de la Sociedad de Cardiología de India (Cardiological Society of India), en Kochi. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *