Diferencia entre virus y bacteria

Características de los virus

A grandes rasgos, podemos definir a los virus como organismos acelulares (sin células), compuestos de ácido nucleico, que no tienen metabolismo propio y para replicarse necesitan habitar en las células de otro organismo vivo, las cuales se denominan células huésped.

Los virus no respiran, no se mueven ni crecen. Sin embargo, sí se reproducen y mutan y se pueden adaptar a nuevos huéspedes.

Compuestos de ácido nucleico, que no tienen metabolismo propio y para replicarse necesitan habitar en las células de otro organismo vivo, las cuales se denominan células huésped.

Características de las bacterias

Las bacterias  son microorganismos unicelulares.Pueden adoptar diferentes formas según las cuales se las clasfica (barras curvas, esferas, barras, y espirales).

Las bacterias tienen toda la estructura celular necesaria para su crecimiento y reproducción. En general, se reproducen de forma asexuada, aunque existen casos en los que el material genético necesario para la reproducción se transmite de una bacteria a otra.

Además, las bacterias no son necesariamente nocivas para el organismo; de hecho, determinadas partes de nuestro cuerpo, como por ejemplo los intestinos, necesitan mantener un determinado equilibrio en la cantidad de bacterias para funcionar correctamente. Si esas bacterias son eliminadas, por ejemplo cuando tomamos antibióticos para otras afecciones, pueden producirse diarreas.

También hay ciertos alimentos que deben mantener una cantidad determinada de bacterias como por ejemplo el yogur y algunos quesos.

Una de las bacterias más temidas, sobre todo en el pasado, cuando se sabía menos de ella y no había tantos medicamentos, es la bacteria causante de tuberculosis, llamada mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch.

Una de las enfermedades más graves e importantes causada por un virus es el HIV (virus de inmunodeficiencia adquirida).

Cómo un virus causa una enfermedad

Los virus son estructuras con una sola función: reproducirse.

Una vez dentro de las células, el material genético de los virus (DNA o RNA) es liberado y se mezcla con el material genético de la célula que lo alberga. Así, la célula huésped está recibiendo órdenes de los genes virales para reproducir las proteínas del virus.¿Qué hace el virus, por lo tanto, es tomar ventaja de las organelas presentes en las células para producir miles de copias. Un virus solo es capaz de dar lugar a millones de sus clones.

Cuando el sistema inmunitario detecta la presencia de una célula “secuestrada” por un virus, destruye, impidiendo la misma continúe replicando el ataca del agente. Por eso nos sentimos mal cuando un virus ataca. Los síntomas de un virus son causados no sólo mediante el cambio de funcionamiento celular inducido por el virus, pero principalmente por la respuesta del sistema inmune al atacante.

Uno de los principales medios de que defensa del organismo contra los virus es una sustancia llamada interferón. Cuando una célula es invadida por un virus, que gasta para producir interferón, que actúa por advertencia de otras células de la existencia del invasor del germen. El interferón, además de alertar a las células de defensa sobre la presencia de un virus, también hace más difícil que uno sea invadido por millones de nuevos virus producidos células infectadas en el cuerpo.

El interferón es una sustancia muy importante para nuestra protección, sin embargo, es responsable de varios síntomas típicos de virosis, tales como fatiga, malestar, fiebre, dolor de cuerpo, escalofríos, etc.

Como una bacteria produce manifestaciones

Las bacterias son seres vivos que contienen sólo una célula. Bajo un microscopio, se ven como pelotas, varas o espirales. Son tan pequeñas que una fila de 1.000 podría cruzar la goma de borrar de un lápiz. La mayoría de las bacterias no hacen daño: menos del uno por ciento de ellas causa enfermedades. Además, muchas son útiles. Algunas bacterias ayudan a digerir la comida, destruir células causantes de enfermedades y suministrar vitaminas al cuerpo. Las bacterias también se utilizan para hacer alimentos saludables como el yogurt y el queso.

Las bacterias infecciosas se reproducen rápidamente dentro del cuerpo y pueden provocar enfermedades. Muchas despiden sustancias químicas llamadas toxinas, que pueden dañar los tejidos y así causan enfermedades. Entre los ejemplos de bacterias que causan infecciones se incluyen el estreptococo, el estafilococo y la E. coli.

El tratamiento habitual es con antibióticos. Cuando tome antibióticos, siga cuidadosamente las instrucciones. Cada vez que toma antibióticos, aumentan las posibilidades de que las bacterias presentes en su cuerpo se adapten a ser más resistentes a éstos. En el futuro, usted podría contagiarse o diseminar una infección que esos antibióticos no pueden curar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *